UN SEUDÓNIMO, DOS MAESTROS

Mi abuelo por parte materna murió en 1964, siete años antes de nacer yo. Manuel Arsís Solbes, así se llamaba, fue un tipo bastante culto que escribió docenas de novelas del Oeste en los años 40 y 50. Luchó en el bando perdedor durante la Guerra Civil y contar historias bajo el seudónimo M. De Silva fue uno de los pocos trabajos que le dejaron desempeñar a un rojo como él, comandante del ejército para más inri.

M. De Silva y muchísimos otros escritores se sirvieron del poder de su imaginación para entretener a muchas generaciones de lectores en una época de grandes penurias. Narraron miles de aventuras con una calidad literaria quizás discutible (tengan en cuenta que algunos escribían tres y cuatro novelas al mes), pero que sirvieron de bálsamo ante los malos tiempos que habían dejado atrás y los que aún estaban por llegar. Escribir no daba tanto dinero como uno pueda pensar, por lo que mi abuelo tuvo que dedicarse a otros menesteres para alimentar a su mujer y cinco hijos. Quizás es por eso que sus contemporáneos gozaron de mayor popularidad que él, por la mayor producción literaria y constante presencia en los quioscos. Actualmente dispongo en mi poder de la gran mayoría de novelas que escribió y por lo menos tengo catalogadas las que no poseo.
Sí, es cierto, tengo muchas de sus novelas, puedo leerlas y conocerle mejor a través de sus textos… pero, vuelvo a repetir, no llegué a conocer a mi abuelo. Siempre tendré esa espina clavada en el corazón y nada puede calmar ese pesar. O eso pensaba yo.

Hace un par de meses ocurrió algo que en cierto modo me acercaba un poco más a la figura de mi abuelo. Tras mucho tiempo intercambiándonos mails, por fin pude concretar un encuentro con dos maestros de la novela de género: Rafael Barberán y Àngels Gimeno. Para algunos lectores quizás los nombres de este feliz matrimonio no les diga nada, pero si explico que ambos firmaron más de mil novelas y vendieron millones de ejemplares bajo el seudónimo de Ralph Barby, entonces la cosa cambia, ¿verdad?

Rafael y Àngels son de generaciones posteriores a la de mi abuelo, pero también crecieron bajo los auspicios de la omnipotente editorial Bruguera hasta que decidieron volar por libre y buscar pastos más verdes, pero esa es otra historia. Sus compañeros de armas fueron una serie de grandes autores más conocidos para los lectores por los seudónimos que utilizaban: Francisco González Ledesma (Silver Kane), Juan Gallardo Muñoz (Curtis Garland), Antonio Vera Ramírez (Lou Carrigan), Francisco Caudet Yarza (Frank Caudett), Luis García Lecha (Clark Carrados) y un largo etcétera, algunos ya fallecidos. Ralph Barby no tardó en hacerse un nombre a nivel internacional con sus novelas de intriga  y terror psicológico, géneros especialmente difíciles si pretendes aportar un mínimo de originalidad. Rafael y Àngels siguen viendo cómo hoy día aún se reeditan sus novelas en diferentes países del mundo y no han dejado de escribir nuevos relatos, eso sí, a un modo mucho más pausado que en los años 60 y 70.

 
(De izquierda a derecha: Jordi Ojeda (divulgador de la historieta y profesor de la UPC), Hernán Migoya (Editor, guionista y escritor), Miceal O´Griafa (guionista de cómics francés), Yo (guionista de cómics), Àngels y Rafael (Ralph Barby), Marina (novia de Jordi Pastor), Jordi Pastor (autor de cómics y director de cortos) y Raúl Sánchez, guionista de cortos).


Pueden imaginar, pues, lo dichoso que me sentí cuando por fin pude conocer a ambos escritores. Me hacía mucha ilusión hacer partícipe de este encuentro a otros amigos míos, autores de cómics o simplemente lectores compulsivos y llamé a un buen número de ellos. Unos cuantos se apuntaron a la comida y muchos otros, muy a su pesar, no pudieron acompañarnos por tener ya compromisos (entre ellos el gran Lou Carrigan, otro maestro de las “novelas de a duro” al que estoy deseando conocer en persona). Tras las obligadas presentaciones nos sentamos a la mesa de un restaurante de la calle Jovellanos y ya no paramos de charlar y reír durante toda la tarde. Antes de que llegaran los primeros platos, Rafael y Àngels nos regalaron a todos los comensales un par de libros: “Viaje al horror”, firmado por Ralph Barby y “El vestido”, escrito por Àngels en solitario. No me lo podía creer. Estábamos allí para, de alguna manera, rendir homenaje a nuestros admirados creadores ¡y eran ellos quienes encima nos hacían regalos! Personalmente me sentí fatal porque a mí no se me había ocurrido traerles ningún presente. Migoya fue mucho más listo (siempre lo será) y les regaló su último libro: “Quítame tus sucias manos de encima”, una obra que cualquier friki amante de los libros de aventuras debería tener en primera línea de su biblioteca. Y peor me sentí cuando Àngels y Rafael nos dieron una caja de bombones para celebrar el nacimiento de nuestro hijo ¡otro detallazo por su parte que me hundía más en la miseria! También Jordi y Marina quisieron obsequiarnos con un presente para Ander. Tenemos unos amigos que valen su peso en oro.



Ya desde el principio, Rafael y Àngels se mostraron muy abiertos y no hubieron momentos incómodos, casi parecía una comida familiar.  Ambos nos explicaron su método de trabajo (básicamente, Rafael “prepara su mente” para soñar una historia, la escribe al día siguiente y Àngels se ocupa de pulir y arreglar la prosa de su marido); nos enteramos de que su hermosa hija Violeta es quien ocupa la portada de “El vestido”; la buena relación que tienen con otros autores (siempre hay alguna excepción, claro); anécdotas de primera mano sobre algunos de esos autores y varias de las editoriales para las que han trabajado; lo que les supuso abanderar la marcha de autores de la todopoderosa Bruguera en busca de un futuro incierto; las películas que se han hecho basadas en sus libros; el gran interés que tienen ambos porque se rueden cortos sobre sus relatos (¡Animaos, directores! ¡El material literario es excelente y los derechos no supondrán un problema!).

(Al fondo, junto a Rafael, está Lucy, mi mujer, que se pasó casi toda la tarde amamantando a nuestro hijo y haciendo las fotos que acompañan este texto).

En fin, una tarde del todo inabarcable que acabó en otro local cuya ausencia de aire acondicionado casi acaba con nuestras vidas. Entre sudores y abanicos improvisados, Rafael y Àngels tuvieron la amabilidad de firmarnos los libros que nos habían regalado. Ya en la calle, nos hicimos algunas fotos y nos fuimos despidiendo hasta la próxima ocasión.
 

(Nuestro hijo Ander, con solo 27 días, casi les roba el protagonismo a Rafael y Àngels, jejeje. Algún día verá estas fotos y podré contarle orgulloso quienes son esas personas que le sujetan en brazos).


Ya cuento los días esperando el siguiente encuentro con Ralph Barby. Dos leyendas de las novelas de género, sin duda, pero sobre todo dos personas humildes, cálidas, siempre creativas, deslumbrantes. Por supuesto, cualquier aficionado a las novelas de a duro (también conocidas por bolsilibros) está invitado a la próxima cita.

Saludos.

Raule

Enlaces indispensables:
- Blog de Ralph Barby, donde pueden leer algunos de sus últimos relatos, conferencias y demás noticias relacionadas con su extensa obra.

- Blog de Hernán Migoya, el cual actualiza muy menudo y repleto de entradas locas, ácidas, atrevidas, acertadas, siempre interesantes. Aquí en concreto encontrarán sus impresiones sobre este encuentro con Rafael y Àngels, aunque más bien se trata de una apasionada reseña de “El vestido”, uno de los dos libros que nos regalaron.
 

2 comentarios:

Ralph Barby dijo...

Que conste que el impulsor de esta simpática "kedada" fue Ander, este chico empieza bien como relaciones públicas, ayudado por unos padres que lo organizaron todo de fábula.
Recibid un fuerte abrazo y os damos las gracias una vez más.
(Excelente reportaje, Raule).

Rafael & Àngels

ODISEO dijo...

Hola Raule.

Quería aprovechar de avisarte que en Bolsi & Pulp pronto cumpliremos 5 años y para celebrarlos hemos decidido publicar un bolsilibro completo en nuestro blog, para ello estamos haciendo una encuesta y así la gente escoja entre 3 sensacionales novelas. La encuesta finaliza el 29 de abril y el libro ganador será publicado el 1 de mayo.

Acá te dejo el link exacto con el artículo de la encuesta:
http://encontretuslibros.blogspot.com/2012/03/encuesta-cumpleanera-2012.html

¡Espero que votes pronto por tu favorito!

Un abrazo y saludos bolsilibrescos.

Atte: ODISEO… Legendario Guerrero Arcano.